Dentro de los estados fenológicos de la uva, resulta fundamental el envero de la vid. Desde una visión biológica, la misión de la planta es elaborar un fruto lo más atractivo posible, para que la fauna del lugar la ingiera y posteriormente esparza sus semillas en otro lugar, favoreciendo su multiplicación como organismo.

¿Qué es el envero?

El hombre cultiva la viña de forma clara desde el Neolítico, hace unos 10.000 años. Desde entonces, se han ido seleccionando e hibridando plantas hasta la situación actual, con una diversidad infinita de variedades, con diferentes características tanto para comer en fresco como para vinificar.

qué es el envero

El envero es un momento muy especial y bonito en el ciclo de la vid. Se visualiza por el cambio de color en las uvas. Las tintas de verde a morado, y en las blancas, de verde a amarillo. Representa el comienzo de la madurez y la cuenta atrás para la vendimia.

El envero dentro de un viñedo puede tardar unos 15-20 días aproximadamente en completarse. Una vez que visualmente veamos que se ha completado este proceso, normalmente a principios de septiembre, comenzaremos otros trabajos en viñedo. Catando y analizando cada viñedo cada pocos días, obtendremos de una forma más exacta y precisa una visión del ciclo y de la potencialidad de cada parcela para la elaboraciones de cada vino.

¿Cuándo comienza el envero?

La fecha de inicio del envero y la velocidad del proceso lo marca el suelo, la altura y su orientación. En ese momento, la viña ya ha dejado de crecer y comienza a centrarse en madurar el fruto.  En los vinos tintos, el color viene provocado porque la baya empieza a sintetizar polifenoles en la piel.

Una vez maduros, nos darán las sensaciones de estructura y volumen en los vinos. Paralelamente, también hay síntesis de aromas, azúcar, bajada de acidez y un ablandamiento de los tejidos.

enverar

La baya en ese momento deja de ser fotosintéticamente activa, y pasa a ser un almacén de nutrientes. Es decir, que la planta trabaja para acumular en ella los compuestos que fabrica en las hojas. Para una correcta madurez de la uva, debe de haber un equilibrio entra la cantidad de hojas de la planta y la cantidad de fruto a madurar.

En esta época, se cuentan racimos y se hace una estimación de producción, eliminado en los viñedos más jóvenes parte de los racimos. Sobre todo, los que no han comenzado a enverar y que van con retraso, para que el equilibrio sea el adecuado y la plantas puedan madurar plenamente los racimos.

El envero de la vid

Durante 2021, hemos disfrutado un verano de temperaturas algo más frescas de lo habitual. Esto ha provocado, por un lado, que las plantas mantengan un pequeño retraso en su ciclo vegetativo con respecto a otros años.

Estéticamente, el envero es un cambio visual muy bonito e interesante. Además, a los técnicos nos sirve para evaluar el ritmo del ciclo, junto con la floración. Es por esto por lo que actualmente estimamos un retraso de unos 7 días con respecto a un año normal.

Este verano de temperaturas más bajas, no solo ha traído un retraso en la fecha del comienzo del envero. Hemos podido ver cómo las plantas estaban mucho más frescas y cómodas que otros años de temperaturas extremas.

envero de la vid

Cuando la viña se expone a altas temperaturas, la cantidad de agua que pierde por sus estomas (pequeños poros que existen en sus hojas) es muy alta. Cuando ese agua no se puede reponer desde sus raíces, cierra los estomas para evitar la pérdida y mantener la turgencia de sus tejidos.

En esa situación, la planta entra en estrés hídrico, momento en el cual la vid cambia su metabolismo consumiendo ácidos de sus bayas. Debido a esto, al final de la madurez ya no estarán y obtendremos uva con menor acidez y en consecuencia, vinos con menor capacidad de guarda.

madurar uvas

Este año, no hemos detectado prácticamente ningún síntoma de estrés, por lo que esperamos una madurez lenta y pausada durante el envero. Características ideales para que la uva tenga todas las virtudes posibles para hacer grandes vinos.

También nos favorece el hecho de trabajar con mucho viñedo viejo, que tienen un sistema radicular muy desarrollado. Esto proporciona más capacidad de obtener recursos hídricos y  una mayor estabilidad en calidad y producción, tanto en años húmedos como secos.

Enrique Andrades
Director Técnico

 

El viñedo no deja un segundo de respiro y cada trabajo es importante en la manera y en el tiempo de ejecución. Un trabajo bien hecho a destiempo ya no es tan bueno, afectando a los estados fenológicos de la vid. Por eso, la lectura de la climatología en los trabajos de viñedo es de nuevo fundamental.

¿Cuál es el ciclo de la vid?

Para que los vinos lleguen a nuestra copa, se produce un ciclo vegetativo de la vid que se repite de forma anual. Los diferentes periodos vegetativos son:

  • Brotación: Desborre de la vid a finales de abril.
  • Floración: Este suceso transcurre sobre el 20 de junio.
  • Cuajado: Transformación en fruto, sucede 10-12 días después.
  • Envero: Durante el verano, la uva va cambiando de color hasta llegar a su tonalidad. Comienza a mitad de agosto terminando a principios de septiembre. Se para el crecimiento y la viña se concentra en madurar la uva.
  • Maduración: A lo largo de septiembre. Es cuando realizamos las analíticas. Aumento de azúcares.
  • Vendimia: El periodo vegetativo finaliza con la recogida de la uva y la posterior caída de las hojas.

Ciclo vegetativo en la Ribera del Duero

Este año, hemos tenido un comienzo muy frío, y las nieves de enero nos regalaron un aporte a las reservas hídricas muy importante. La primavera ha sido buena en lluvias, aunque un poco tardías. Justo han llegado cuando el ciclo vegetativo ya estaba en marcha con la flor de la uva, y hemos tenido un alto riesgo de Mildíu (enfermedad provocada por hongos) que a día de hoy, se ha controlado en su totalidad. 

Lamentablemente, en la Ribera del Duero hemos sufrido varias tormentas de granizo que han afectado al menos un 10% del viñedo de toda la D.O. Por suerte, de nuestras 80 hectáreas de viñedo las zonas afectadas han sido pocas y hemos actuado con rapidez con abonos foliares que ayudan a la planta a cicatrizar las heridas y a seguir su ritmo de crecimiento con cierta normalidad.

Floración en la Ribera de Duero

Tanto la floración como el cuajado de la vid han sido muy buenos y ya se prevé que la añada en algunas parcelas más jóvenes se tengan que ajustar los rendimientos. En el estado fenológico de los viñedos, ya se visualizan racimos bien formados y largos. Con esta información, pronosticamos que los racimos no se compacten y sus bayas queden sueltas lo que asegura una buena sanidad y una correcta maduración.

Actualmente estamos terminando los trabajos de desniete, que consiste en eliminar los 3 primeros brotes axiales de las varas que traen la producción. Este trabajo de cuidado de las partes de la vid, favorece la aireación, factor de vital importancia en la sanidad y en la exposición de los racimos. La sanidad y una buena exposición de los racimos repercute en una materia prima de primer nivel, que permite elaborar los vinos más emblemáticos y premiados de Resalte.

Combinado con diferentes altitudes, tipos de suelo y orientación solar nos permite una increíble complejidad y matices en los vinos, virtudes que han permitido ser considerados como uno de los mejores vinos de Ribera del Duero y del mundo.

cuidados de la vid

En este momento, las bayas del racimo comienzan a engordar y eliminados esos brotes axiales estamos reconduciendo la energía, vía fotosíntesis, de la planta hacia los racimos y no hacia el crecimiento de esos brotes que impedirán un correcto desarrollo del racimo.

Se dice, que vale más un buen desniete que un tratamiento fitosanitario en los cuidados de la vid y no podemos estar mas de acuerdo. En Resalte, fieles a nuestra política de mínima intervención, preferimos orientar nuestro trabajo hacia unas buenas prácticas de viticultura y minimizar el numero de tratamientos, aunque estos sean en la mayoría de los casos de carácter ecológico como la aplicación de azufre elemental que puede ir acompañado de un poco de cobre si vemos que la humedad puede ser alta.

Periodo vegetativo

Hasta el envero, el racimo se mantiene verde y con capacidad fotosintética. A mediados de agosto, su color torna al morado propio de las uvas tintas. En ese momento comienza el envero de la uva y la planta debe prepararse para deja de crecer y que todo su esfuerzo se centre en el desarrollo y madurez de las bayas.  

estados fenologicos

Aunque aún es pronto, somos muy optimistas con esta cosecha. El ciclo vegetativo de la vid sigue a buen ritmo y las reservas hídricas parecen buenas. Esto hará que, aunque suban las temperaturas, las plantas no entren en un estrés hídrico excesivo y puedan desarrollar bayas pequeñas, con una buena acidez y de una gran concentración. Grandes virtudes para que, una vez llegado el agostamiento de la vid, se puedan hacer los vinos de tan alta calidad que todos esperáis de nosotros.

 

Enrique Andrades

Director técnico.

Llamamos trasegar al traslado del vino de un recipiente a otro, separando el vino limpio de los sólidos y precipitados ocurridos durante las fermentaciones o los producidos por la estancia del vino durante algunos meses en barrica.

Importancia del trasiego del vino

El trasiego del vino es una operación muy importante y se debe realizar en la forma y momento adecuado. Por un lado, los sólidos consumen oxígeno y pueden hacer que se apague la expresividad del vino en nariz mientras está en barrica con ellos, y por otro, hay un gran aporte de oxígeno durante la operación. Con los trasiegos, se consigue separar el vino limpio de los residuos situados en el fondo.

trasiego

Por eso, tenemos que cuidar la forma en que se hace, para que el futuro reserva y crianza no sufran. Debemos oxigenar (aportando la cantidad correcta de oxígeno) y no oxidar (si aportamos una cantidad excesiva).

Bombas de trasiego

En Resalte, usamos para trasegar vino una bomba peristáltica. Se llama así porque imita los movimientos naturales de nuestro sistema digestivo para mover la comida y hacer la digestión. El vino, con este sistema de bomba de trasiego es empujado, no agitado.

Durante el proceso, se mueve bajo un régimen laminar (ordenado) y no turbulento. Al no agitarse, la oxigenación es más controlada y la perdida de aromas es menor, respetando en su totalidad la integridad del vino.

trasegar vino

Al oxigenarse menos, los niveles de ion sulfito, un protector del vino que se forma de manera natural y que se añade en pequeñas cantidades en el vino desde la época romana, no bajan (al no oxidarse) y las correcciones son menores. El cuidado en este sentido es tan estricto, que alcanzamos niveles de sulfuroso total realmente bajos, similar al de los vinos ecológicos o los mal llamados vinos “naturales”.

 

 

¿Cómo se hace el trasiego?

Los vinos recién elaborados contienen muchas partículas en suspensión, producto de su intensa transformación desde la uva fresca a vino terminado, después de dar fin la fermentación maloláctica (segunda fermentación en los tintos).

Antes de que comience su crianza en barrica, se dejan decantar al menos unos 10 días y se eliminan mediante trasiego las lías más gruesas que son los restos de las levaduras y bacterias lácticas que lo han transformado. Toda esa microbiológica que ha sido de vital importancia en la transformación de la uva a vino, ahora hay que eliminarla en su mayoría.

Bombas de trasiego

Nos quedamos solo durante el invierno con la lía más fina y que debido a la gran acidez de nuestros vinos,  se van a degradar aumentando la sensación de volumen y longitud en boca. En los meses de crianza en barrica, durante el invierno y en la hora más fría de la noche (sobre las 6 de la mañana), introducimos aire del exterior de la bodega al interior de la sala de barricas.

Con este procedimiento, se inicia una bajada de temperatura que favorece de forma suave y progresiva una estabilización y precipitación natural. Todas las partículas sólidas que generan turbidez y que el vino no necesita, se depositan en el fondo de la barrica. Ahí es donde el trasiego del vino cobra vital importancia.

¿Cuándo trasegar el vino?

Llegado el momento, generalmente en primavera, sacamos el vino limpio a depósito. Se salvan los precipitados del fondo para ser eliminados y se limpia la barrica por dentro con vapor y agua caliente a presión. Con este proceso, estaremos limpiando el poro de la madera y facilitando de nuevo la correcta microoxigenación del vino. Una vez listo, volvemos a colocar el vino limpio en la barrica limpia.

Como hemos comentado en alguna ocasión, la barrica no solo nos sirve para aportar aromas al vino, sino que el vino sufre una gran transformación en su interior, se afina y se estabiliza aportándole una mayor aptitud para la posterior crianza en botella.

Esta forma de hacer, ayudándonos del frio natural del invierno, es otro detalle más de nuestra filosofía de mínima intervención sobre los vinos. Esto es de gran importancia ya que es una de las principales causas por las que nuestros vinos no necesitan ser filtrados antes del embotellado, respetando al máximo la armonía y equilibrio obtenidos durante muchos meses en barrica.

Enrique Andrades
Director Técnico

Hace ya más de 10 años, en nuestra búsqueda constante de viñedos en parajes de especial interés, nos encontramos con Torre de Peñafiel. Un pequeño pueblo de la Ribera del Duero de tan sólo 40 habitantes, de suelos muy calizos y cuyo páramo supera los 900 m de altitud. 

Páramos de Torre de Peñafiel

Los páramos de Torre de Peñafiel se han hecho muy populares y muchas bodegas han desarrollado vinos usando viñedos de estas zonas. Resalte fue una de las primeras bodegas de la Ribera del Duero, hace 12 años, en apostar  por elaborar vino exclusivamente de viñas situadas a tanta altura. 

La altitud de Torre de Peñafiel nos ofrece zonas, que en algunos casos, superan los 1.000m de altitud como en Fuentenebro. Esto nos sitúa como una de las zonas más altas de viñedo del hemisferio Norte. A esa altitud, el ciclo de la viña suele alargarse un poco más. Esto es debido a que las horas de sol son menores y la fluctuación de la temperatura entre el día y la noche se intensifica más que en otras zonas. 

la torre de peñafiel

Viñedos en Torre de Peñafiel

Gracias a las características de los páramos y unido al clima de Torre de Peñafiel, se potencia el perfil aromático de las viñas. Además, son zonas de suelos muy pobres, con poca agua y con una gran ventilación, lo que hace que sean zonas no muy productivas y naturalmente sanas, evitando el desarrollo de enfermedades, como hongos. 

 

Otra peculiaridad de este páramo es su suelo blanco, de gran contenido en cal. Este detalle hace que no retenga el calor y que la madurez de la uva sea lenta y pausada, guardando un buen equilibrio entre acidez y alcohol. Los suelos calizos, aportan al vino elegancia y finura mientras que la altitud nos aporta frescura y un perfil floral muy atractivo en todas las añadas.

Torre de Peñafiel Valladolid

Resalte Vendimia Seleccionada es uno de nuestros vinos más frescos y más versátiles. Siempre lo elaboramos con las mismas parcelas situadas en Torre de Peñafiel, Manzanillo y Fuentenebro. Los característicos suelos de esta zona son los pilares de este vino fresco, fino y vertical. Te sorprenderá la fluidez de su boca y su expresiva nariz, que lo hace muy versátil para acompañar todo tipo de comidas, desde la más tradicional a la más exótica. Es un vino muy atlántico que no te dejará indiferente. 

 

Para no interferir en esa expresión tan peculiar de la Tempranillo, en altura investigamos la mejor forma de aprovechar todo su potencial. Finalmente, se decidió envejecerlo 12 meses en barricas de roble francés de 500 litros. De esta manera, el vino se ordena, se limpia y se afina sin perder ese perfil varietal tan fresco y atlántico que le caracteriza. En este caso, la barrica le aporta finura y armonía, lo que le ha convertido en un vino premiado por la crítica y muy apreciado por los consumidores por su extraordinaria relación calidad-precio. Es un vino que se puede tomar ahora o guardarlo durante unos años. 

¿Dónde está Torre de Peñafiel?

Este pequeño pueblo forma parte de la provincia de Valladolid, concretamente a la comarca de Campo de Peñafiel. Su distancia con Peñafiel, el pueblo más conocido de la comarca, es de tan sólo 10 kilómetros. Además, se encuentra a 64 kilómetros de la capital y a 50 kilómetros de Aranda de Duero. El nombre de la localidad procede de la Edad Media, tiempo en el cual existía una torre de vigilancia en el paso de Peñafiel hacia el sur del Río Duero.

 

El pueblo se forma por la unión de las poblaciones de la antigua villa de La Torre de Peñafiel y Molpeceres. Está construido en una ladera, y a su salida en dirección a su páramo, hay una zona de bodegas subterráneas. Tradicionalmente, allí elaboraban sus habitantes el vino casero para consumir durante el año. Allí se encuentra también el yacimiento de “La cañadilla”, aún sin estudiar en profundidad y que contiene cerámicas romanas e incluso se han identificado materiales del neolítico y calcolítico.

viñedos torre de peñafiel

¿Qué ver en Torre de Peñafiel?

Si visitamos este pequeño pueblo, lo primero que veremos será la Iglesia de San Andrés, ubicada en la parte más alta de la ladera. En su interior, se alberga un retablo mayor, la figura de un San Andrés del siglo XVIII y un Cristo del siglo XVII. Se puede visitar concertando cita previa con el ayuntamiento de la localidad. Aunque en la actualidad carece de ella, contó con una torre que se sustituyó en el siglo XVIII por una espadaña de ladrillo.

 

Desde la ladera de la iglesia de Torre de Peñafiel, podremos obtener unas perfectas vistas del río Duratón y sus valles. Paseando por las calles de Torre de Peñafiel, observaremos la construcción típica de sus casas, elaboradas con piedra.

Fiestas en Torre de Peñafiel

En este pueblo de la Ribera del Duero, se celebra San Andrés el 30 de noviembre. El tiempo en Torre de Peñafiel durante los meses de otoño es bastante gélido, por lo que el Ayuntamiento de la localidad invita a los habitantes del pueblo a una cena para celebrar juntos. En los meses de verano, concretamente la primera semana de agosto, cuentan con la festividad de San Antonio. Durante ese fin de semana, el ambiente de fiesta y alegría inunda las calles de Torre de Peñafiel gracias a sus verbenas y juegos.

 

Enrique Andrades

Director Técnico

Bodegas Resalte

La copa de vino tinto es una herramienta de vital importancia en la cata, ya que nos va a revelar su personalidad, potenciando o mermando sus virtudes y sus defectos. De la forma y calidad de los vasos de vino dependen la cantidad de oxígeno que le llegue y la forma en que este libere los compuestos volátiles que percibiremos en nuestra nariz y cómo llega el vino a nuestra boca, potenciando o mermando los aromas retronasales.

 

Mejores copas de vino para degustar

La copa, si es de calidad, debe ser fabricada en cristal y no debe presentar mucho grosor.  Se compone de balón (donde vertemos el vino), tallo (donde solemos o debemos agarrarla) y el pie. Nunca debemos sostener la copa vino desde el balón, a no ser que esté excesivamente frío y lo queramos atemperar con el calor de nuestras manos.

El diseño del tallo y el pie, tienen una razón más estética, mientras que el balón va a ser determinante en la expresividad del vino. De hecho, los fabricantes de las mejores copas de vino tienen un modelo diferente de balón dependiendo del tipo de vino que se sirva en ella. Por eso, podemos encontrar, entre otras, copas para vino blanco o para vino tinto.

La variabilidad en las formas de los balones de las copas ha sido desarrollada por los fabricantes, con la ayuda de sumilleres y técnicos en catas a ciegas. Por eso, podemos encontrar copas con nombres de variedades, como la copa burdeos o borgoña. Como sabéis, hay variedades de uva que el oxígeno les afecta de manera diferente. Algunas son muy sensibles a la oxidación, como la Garnacha, y otras, como la Tempranillo o la Syrah que son mas resistentes o incluso necesitan un mínimo aporte para no generar aromas de reducción. En función de este comportamiento las copas en las que se sirvan serán diferentes.

Distintas copas pueden provocar diferentes expresiones de un mismo vino. En un evento con nuestro importador en México, probamos uno de nuestros vinos en 5 copas diferentes de un conocido fabricante líder en el sector de las copas de vino. La expresividad de los vasos de vino variaba, desde algunas donde prevalecía más la madera hasta otras donde el alcohol estaba más presente. Finalmente, la copa ideada por el fabricante llamada “Tempranillo” mostraba un vino más equilibrado y expresivo que en las otras.

¿En qué copa catar los vinos de resalte?

Nuestros vinos se caracterizan por una gran nitidez y complejidad en nariz, y el tipo de copa de vino tinto que escojamos nos permitirá disfrutar de su gran potencial. Además, la uva tempranillo, la variedad que usamos en todos nuestros vinos, es una variedad que le favorece una buena oxigenación para que exprese toda su complejidad.

Por ello, recomendamos un tamaño de copa con un balón amplio de al menos 500-700 ml, donde el vino pueda oxigenarse bien. En las medidas de copas de vino que son más altas que anchas con una parte superior ligeramente cerrada, podremos canalizar todos los aromas de forma correcta hacia la nariz y así poder percibirlos mejor.

Temperatura vino tinto para servir

Nuestra recomendación, es que la temperatura ideal del vino en el momento de servir, sea la adecuada para sus matices. En el caso de los vinos Resalte, la temperatura del vino en vinoteca listo para beber sería la siguiente:

    • Resalte Vendimia Seleccionada: de 12° a 14 ° C., aunque este es un vino muy versátil, por lo que puede servirse en verano incluso más frío.
    • Resalte Origen: de 14° a 16 ° C.
    • Resalte Expresión: de 15° a 17 ° C. Valorando previamente su decantación.
    • Gran Resalte y Essences: de 16° a 18 ° C. Valorando previamente su decantación.

¿Cuál es la temperatura ideal del vino tinto?

La temperatura de conservación del vino tinto es de entre 12 y 14 ºC, de forma constante, con una humedad media-alta. Para servir mejores copas de vino, debemos tener en cuenta que, la temperatura ambiente de las salas donde solemos catar en casa estará, con seguridad, superando los 21 ºC. Por tanto, en el momento de servir, comprobaremos que el vino se va a atemperar en cuanto entre en contacto con la copa. 

 

Si por ejemplo, queremos tomar el Vendimia Seleccionada en la temperatura ideal de 12 ºC, sería conveniente sacarlo 15 minutos antes para que se pueda posteriormente degustar correctamente. Sobre todo, si es verano y nos apetece el vino con un punto especialmente refrescante.

Para degustar vinos como Gran Resalte y Essences, recomendamos sacar la botella 15 o 20 minutos antes, descorcharlos y catarlos. Así, tomarán la temperatura adecuada y podremos valorar si necesitan una decantación.
Estos consejos para servir una copa de vino os harán disfrutar aún más de nuestros vinos. Os recordamos, que cualquier duda podéis consultarla en la sección “Pregunta al enólogo” en nuestra web.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte

Como iniciados que fuimos o que somos de este mundo vitivinícola, todos hemos caído en la predisposición de pensar que un Gran Reserva siempre será mejor que un Crianza. Pero esto no siempre es así y te explicamos los motivos.

 

 

TIPOS DE VINO ¿EN QUÉ CONSISTE ESTA CLASIFICACIÓN?

Esta clasificación es usada exclusivamente en los vinos tintos y blancos españoles, y está basada en el tiempo de permanencia del vino en barrica. Un vino que pasa en barrica 12 meses o más, opta a Crianza o Reserva. Uno que pasa 24 meses o más, opta a Gran Reserva, sumando un determinado tiempo mínimo en botella en cada caso. Según la normativa, la barrica debe ser siempre menor a 330 litros.

vino gran reserva

En Francia, por ejemplo, las clasificaciones de los tipos de vinos son más complejas, y no se realizan de igual manera en todo el país. Pueden clasificarse por calidades, pueblos, regiones o el viñedo como en Borgoña, o la trayectoria del productor con revisiones periódicas como en Burdeos.  

¿POR QUÉ UN CRIANZA PUEDE SER MEJOR QUE UN GRAN RESERVA?

El vino va evolucionando durante el tiempo que está en barrica. En función de las características del roble de la barrica, el vino adopta sus aromas, modifica su composición, se afina en boca, cambia su color y aumenta su complejidad. Pero este proceso de transformación es constante.

Mientras el vino esté en barrica,  seguirá cambiando. En este proceso de cambio, podemos encontrarnos vinos que después de 12 meses muestren mucha potencia y juventud, necesitando aún más tiempo en barrica y otros, que ya se encuentren en declive por su debilidad frente al aporte de la barrica.

vino crianza o reserva

Tenemos que alejarnos de la idea de que a más tiempo de barrica más calidad. Cada tipo de vino necesita su punto exacto de afinado. Ese punto en el cual el vino tenga frescura y la barrica le haya aportado elegancia. En este punto, la función del enólogo es muy importante. Este debe conocer bien sus viñedos, extraer su máximo potencial y saber qué parcelas le darán un buen Crianza y cuales son más adecuados para elaborar un Gran Reserva.

Obligar a los vinos a realizar largas crianzas sea como sea el año, simplemente con el objetivo de cumplir la normativa, puede no dar los resultados esperados. Por eso nos podremos encontrar Crianzas que son mucho mejores que algunos Gran Reserva.

CLASIFICACIONES DE VINO EN RESALTE

En Resalte, queremos sacar la mejor versión de cada viñedo y cada vino. Cada año hacemos el ejercicio de plantearnos la cosecha, analizando la tendencia meteorológica y el impacto que ésta debe tener en los vinos. Corregimos los posibles errores e interpretamos la añada para sacar el mejor vino posible.

Por eso, hemos evolucionado nuestros procesos de crianza para adecuar las parcelas a los distintos tipos de barricas. Como si le hiciéramos un traje a medida, buscamos la barrica adecuada para cada vino. Algunas de ellas son de gran volumen (400 litros y 500 litros) para mantener la frescura y las cualidades del viñedo intactas hasta el momento de su embotellado. Y cuando lo creemos oportuno, podemos dar mucho más tiempo del mínimo establecido en barrica.

Diferentes tipos de vino

 

7 tonelerías diferentes, con distintos tostados y volúmenes

Por todo ello, en Resalte no seguimos la clasificación de vinos tradicional. Sacamos nuestros vinos con la tirilla que corresponde a la clasificación de cosecha. Eso nos da más libertad para crear vinos más honestos cada añada, aunque algunos de nuestros vinos tengan más de 18 meses de barrica.

Trabajamos con 7 tonelerías diferentes, con distintos tostados y volúmenes:  225, 400 y  500 litros, además de un fudre (recipiente para el vino) de 3.000 litros, para buscar distintas expresiones para los diferentes suelos con los que trabajamos.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte

Para cualquier aficionado o consumidor habitual de vino la calificación de añadas de su zona favorita (esperemos que Ribera del Duero), es un valor añadido a la hora de decidir la compra de un vino de una añada concreta. Con este artículo, queremos explicaros en qué consiste esta calificación de los vinos españoles y por qué la añada debe ser simplemente orientativa y no determinante.

 

¿Qué es la añada de vinos?

Cuando hablamos de la añada del vino, hacemos referencia al año en el que las uvas han sido recolectadas. De esta manera, podemos obtener información sobre las condiciones climatológicas de la maduración de la uva.

¿Cómo se hace la calificación de añadas?

La calificación de las añadas en Ribera del Duero la realiza el Consejo Regulador, que es el encargado de velar por la calidad de los vinos que producimos las bodegas. El Consejo Regulador, convoca un Comité Excepcional de Calificación añadas Ribera del Duero, donde son invitados una serie de sumilleres de gran prestigio

Se catan a ciegas muestras de vinos de esa añada, procedentes de distintas bodegas. Cada sumiller emite una puntuación y la media de las mismas corresponde a una calificación, que es la que se otorga a esa añada.

¿Qué condiciona la calidad de las cosechas?

La meteorología es uno de los puntos de mayor influencia en el perfil de la uva y, en consecuencia, en los vinos y su calidad.El clima condiciona enormemente el ciclo de la viña y su uva. Las mejores añadas dependen de la aptitud de la uva, para elaborar vinos con mayor o menor capacidad de envejecimiento, más o menos color, o más o menos acidez.

Añada Ribera del Duero

La lluvia y el clima de Septiembre, claves

Las temperaturas medias desde primavera al final de ciclo, y sobre todo como sea el mes de septiembre, son un factor de mucha influencia sobre la fase final de la madurez. Otro condicionante es la cantidad de lluvia. Concretamente, el momento en el que caiga, si es en primavera o verano, o si son repartidas o concentradas.

La Ribera del Duero, presenta un clima mediterráneo con influencia continental. Esto quiere decir que es un clima extremo, con veranos secos y calurosos e inviernos largos y fríos. Por eso, las mejores añadas Ribera del Duero tienen unos matices únicos que lo hacen tan especial.

¿Es determinante la calificación de añada para identificar la calidad de un vino de una bodega?

Las calificaciones de añadas no son determinantes, ya que la clave está en el trabajo en la viña durante ese periodo. Sin embargo, la interpretación de la añada es fundamental para mejorar la producción. Desde el principio del ciclo vegetativo, el clima nos va dando información de las posibles virtudes y defectos que pueden tener los futuros vinos.

qué es la añada

Los trabajos realizados con exigencia y criterio en viñedo y bodega, van encaminados a minimizar los excesos o desequilibrios que el clima puede marcar en la viña. Si la añada es calurosa y seca,  tendremos que estar pendientes de que el grado alcohólico no suba mucho, deshojar tarde o adelantar la fecha de vendimia.

Si la añada es muy fresca, habrá que disminuir el rendimiento por hectárea, deshojar pronto para tener una buena exposición solar e intentar retrasar la vendimia sin perder la acidez y la frescura.

El papel del enólogo en las añadas del vino

El criterio de la bodega y del enólogo son determinantes en la calidad de las cosechas de vinos. De esta manera, podremos encontrar bodegas que hagan vinos de gran calidad en añadas mediocres, y otras bodegas, que incluso en añadas míticas, no tengan el nivel esperado.

¿Cuáles son las mejoras añadas de la última década?

Las añadas que más motivan son las imperfectas. Aquellas en las que necesitas interpretar y esforzarte en sacar un gran vino, en situaciones donde la naturaleza no te lo ha puesto fácil. Esas son las mejores añadas y las que hacen grandes a las bodegas. Lo fácil lo hace cualquiera. Si tuviera que quedarme con alguna, podrían ser las añadas vino 2015, 2016 y 2018. La cosecha de 2020 apunta muy bien, pero un vino demuestra su calidad cuando ya ha pasado un año en barrica, mostrando carácter, finura y expresión frutal.

calificacion vino

En Resalte trabajamos muy duro para que la calidad de los vinos se mantenga constante año tras año a pesar de que el clima sea cada año diferente. De mayo a septiembre se toman valores y se estudia la evolución del tiempo de ese año en concreto y trabajamos con la misión de minimizar las incidencias. 

Solo embotellamos la cantidad necesaria y las añadas que mantengan nuestro estándar de calidad. Nuestros clientes deben tener por seguro que cada vez que abran algunas de nuestras botellas, la calidad será la máxima posible. Esto nos ha hecho ser una de las mejores bodegas del Mundo 4 veces en los últimos 12 años.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte

Los vinos del 2020 descansan ya en barrica, afinándose y educándose bajo la tutela de nuestra selección de barricas, con 8 tonelerías diferentes que nos ayudan a perfilar la mejor versión de cada suelo y de cada vino, que empieza a mostrar la energía y plenitud de nuestra variedad tempranillo.

El periodo más frío

El periodo otoño-invierno ha sido más frío que otros años y no muy lluvioso. Solo con la llegada del 2021 las temperaturas bajaron como hacía años que no lo hacían, registrando en nuestra bodega a mediados de enero hasta 11º bajo cero. Este frío es realmente bueno para la sanidad del viñedo pues elimina muchos microorganismos que quedan de forma latente en la misma viña o en el suelo y que pueden reproducirse rápidamente afectando la sanidad de la uva o de la misma planta cuando las condiciones les favorecen. Al tener menos cantidad de esta microbiota, menos probabilidades tendremos de afecciones en caso de que las condiciones les sean favorables. Como sabéis, desde hace años intentamos ser cada vez más respetuosos con el viñedo pero esto nos obliga a estar más alerta en cuanto a la salud de la vid.

La nieve de enero

Además del frío, Enero nos trajo una gran nevada como hacía años que no caía, que nos hace ser optimistas de cara a esta añada 2021. Las nieves, al deshelarse liberan agua lentamente, la cual se va asimilando por el suelo y nutren de forma realmente eficiente las reservas hídricas del mismo. La diferencia con las lluvias es que, aunque son también muy necesarias y positivas para la viña, su aporte es más inmediato y da menos tiempo al suelo a que el agua penetre en su estructura formando a veces daños en los suelos por escorrentía y perdiéndose gran parte de ellas.

La poda de la vid

La poda de la vid (o poda en seco) de invierno en los viñedos ha concluido y esta es la primera acción sobre la calidad del futuro vino, reduciendo las yemas de producción y renovando en algunos casos partes de la planta para que la sabia recorra mejor su estructura vascular y madure mejor sus racimos. Los siguientes trabajos en el viñedo serán la poda en verde.

Por suerte en la Ribera del Duero los almendros ya están en flor, un verdadero espectáculo que cada año nos atrapa por su belleza, la antesala de la primavera que seguro nos traerá buenas noticias en todos los aspectos.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte

A pocos días de terminar el año, nuestros vinos siguen cosechando excelentes valoraciones por parte de la crítica nacional e internacional.

En esta ocasión, ha sido la publicación El País Viajero en su edición de Enero 2021 la que ha incluido nuestro Origen de Resalte 2017 en su artículo «Sorbos de lujo a precios ajustados», una selección de 10 tintos cuya nota media es de sobresaliente y con un precio no superior a 20 euros.

El País Viajero

«Viejos tempranillos de distintos pueblos, que expresan la finura y complejidad aromática de la fruta silvestre madura, notas mentoladas y el elegante toque del roble tostado y especiado. Muy sabroso y de final largo»

Origen de Resalte 2017 se sitúa en la segunda posición, alcanzando una puntuación de 9,4 sobre 10. Un reconocimiento más a la trayectoria de este vino emblema de la bodega.

 

Resalte cumple 20 años, y qué mejor manera de celebrarlo que completando la renovación de nuestra gama Resalte. En todos estos años hemos recorrido un largo pero ilusionante camino para ofrecer vinos innovadores y complejos, disfrutando de los reconocimientos internacionales obtenidos. Hoy te presentamos la nueva imagen del Gran Resalte 2014: solemne, elegante e innovadora. Una presentación inspirada en una joya, acorde con la calidad de un vino obtenido de dos únicas parcelas de viñedo viejo elaborado solo en las mejores añadas.

 

Gran Resalte 2014 tiene una producción muy limitada, obteniendo un vino complejo y profundo. Cada vino de la gama Resalte ha ido tomando su propia personalidad acorde con las características de cada vino. Un gran trabajo de selección de viñedo, elaboraciones diferentes y distintos envejecimientos nos han permitido tener la gama Resalte más completa de toda nuestra trayectoria.

 

¡Gracias por estar a nuestro lado durante estos 20 años!

Un afectuoso saludo

Bodegas Resalte