Entradas

Hace ya más de 10 años, en nuestra búsqueda constante de viñedos en parajes de especial interés, nos encontramos con Torre de Peñafiel. Un pequeño pueblo de la Ribera del Duero de tan sólo 40 habitantes, de suelos muy calizos y cuyo páramo supera los 900 m de altitud. 

Páramos de Torre de Peñafiel

Los páramos de Torre de Peñafiel se han hecho muy populares y muchas bodegas han desarrollado vinos usando viñedos de estas zonas. Resalte fue una de las primeras bodegas de la Ribera del Duero, hace 12 años, en apostar  por elaborar vino exclusivamente de viñas situadas a tanta altura. 

La altitud de Torre de Peñafiel nos ofrece zonas, que en algunos casos, superan los 1.000m de altitud como en Fuentenebro. Esto nos sitúa como una de las zonas más altas de viñedo del hemisferio Norte. A esa altitud, el ciclo de la viña suele alargarse un poco más. Esto es debido a que las horas de sol son menores y la fluctuación de la temperatura entre el día y la noche se intensifica más que en otras zonas. 

la torre de peñafiel

Viñedos en Torre de Peñafiel

Gracias a las características de los páramos y unido al clima de Torre de Peñafiel, se potencia el perfil aromático de las viñas. Además, son zonas de suelos muy pobres, con poca agua y con una gran ventilación, lo que hace que sean zonas no muy productivas y naturalmente sanas, evitando el desarrollo de enfermedades, como hongos. 

 

Otra peculiaridad de este páramo es su suelo blanco, de gran contenido en cal. Este detalle hace que no retenga el calor y que la madurez de la uva sea lenta y pausada, guardando un buen equilibrio entre acidez y alcohol. Los suelos calizos, aportan al vino elegancia y finura mientras que la altitud nos aporta frescura y un perfil floral muy atractivo en todas las añadas.

Torre de Peñafiel Valladolid

Resalte Vendimia Seleccionada es uno de nuestros vinos más frescos y más versátiles. Siempre lo elaboramos con las mismas parcelas situadas en Torre de Peñafiel, Manzanillo y Fuentenebro. Los característicos suelos de esta zona son los pilares de este vino fresco, fino y vertical. Te sorprenderá la fluidez de su boca y su expresiva nariz, que lo hace muy versátil para acompañar todo tipo de comidas, desde la más tradicional a la más exótica. Es un vino muy atlántico que no te dejará indiferente. 

 

Para no interferir en esa expresión tan peculiar de la Tempranillo, en altura investigamos la mejor forma de aprovechar todo su potencial. Finalmente, se decidió envejecerlo 12 meses en barricas de roble francés de 500 litros. De esta manera, el vino se ordena, se limpia y se afina sin perder ese perfil varietal tan fresco y atlántico que le caracteriza. En este caso, la barrica le aporta finura y armonía, lo que le ha convertido en un vino premiado por la crítica y muy apreciado por los consumidores por su extraordinaria relación calidad-precio. Es un vino que se puede tomar ahora o guardarlo durante unos años. 

¿Dónde está Torre de Peñafiel?

Este pequeño pueblo forma parte de la provincia de Valladolid, concretamente a la comarca de Campo de Peñafiel. Su distancia con Peñafiel, el pueblo más conocido de la comarca, es de tan sólo 10 kilómetros. Además, se encuentra a 64 kilómetros de la capital y a 50 kilómetros de Aranda de Duero. El nombre de la localidad procede de la Edad Media, tiempo en el cual existía una torre de vigilancia en el paso de Peñafiel hacia el sur del Río Duero.

 

El pueblo se forma por la unión de las poblaciones de la antigua villa de La Torre de Peñafiel y Molpeceres. Está construido en una ladera, y a su salida en dirección a su páramo, hay una zona de bodegas subterráneas. Tradicionalmente, allí elaboraban sus habitantes el vino casero para consumir durante el año. Allí se encuentra también el yacimiento de “La cañadilla”, aún sin estudiar en profundidad y que contiene cerámicas romanas e incluso se han identificado materiales del neolítico y calcolítico.

viñedos torre de peñafiel

¿Qué ver en Torre de Peñafiel?

Si visitamos este pequeño pueblo, lo primero que veremos será la Iglesia de San Andrés, ubicada en la parte más alta de la ladera. En su interior, se alberga un retablo mayor, la figura de un San Andrés del siglo XVIII y un Cristo del siglo XVII. Se puede visitar concertando cita previa con el ayuntamiento de la localidad. Aunque en la actualidad carece de ella, contó con una torre que se sustituyó en el siglo XVIII por una espadaña de ladrillo.

 

Desde la ladera de la iglesia de Torre de Peñafiel, podremos obtener unas perfectas vistas del río Duratón y sus valles. Paseando por las calles de Torre de Peñafiel, observaremos la construcción típica de sus casas, elaboradas con piedra.

Fiestas en Torre de Peñafiel

En este pueblo de la Ribera del Duero, se celebra San Andrés el 30 de noviembre. El tiempo en Torre de Peñafiel durante los meses de otoño es bastante gélido, por lo que el Ayuntamiento de la localidad invita a los habitantes del pueblo a una cena para celebrar juntos. En los meses de verano, concretamente la primera semana de agosto, cuentan con la festividad de San Antonio. Durante ese fin de semana, el ambiente de fiesta y alegría inunda las calles de Torre de Peñafiel gracias a sus verbenas y juegos.

 

Enrique Andrades

Director Técnico

Bodegas Resalte