mejor copa vino tinto

La copa de vino tinto es una herramienta de vital importancia en la cata, ya que nos va a revelar su personalidad, potenciando o mermando sus virtudes y sus defectos. De la forma y calidad de los vasos de vino dependen la cantidad de oxígeno que le llegue y la forma en que este libere los compuestos volátiles que percibiremos en nuestra nariz y cómo llega el vino a nuestra boca, potenciando o mermando los aromas retronasales.

 

Mejores copas de vino para degustar

La copa, si es de calidad, debe ser fabricada en cristal y no debe presentar mucho grosor.  Se compone de balón (donde vertemos el vino), tallo (donde solemos o debemos agarrarla) y el pie. Nunca debemos sostener la copa vino desde el balón, a no ser que esté excesivamente frío y lo queramos atemperar con el calor de nuestras manos.

El diseño del tallo y el pie, tienen una razón más estética, mientras que el balón va a ser determinante en la expresividad del vino. De hecho, los fabricantes de las mejores copas de vino tienen un modelo diferente de balón dependiendo del tipo de vino que se sirva en ella. Por eso, podemos encontrar, entre otras, copas para vino blanco o para vino tinto.

La variabilidad en las formas de los balones de las copas ha sido desarrollada por los fabricantes, con la ayuda de sumilleres y técnicos en catas a ciegas. Por eso, podemos encontrar copas con nombres de variedades, como la copa burdeos o borgoña. Como sabéis, hay variedades de uva que el oxígeno les afecta de manera diferente. Algunas son muy sensibles a la oxidación, como la Garnacha, y otras, como la Tempranillo o la Syrah que son mas resistentes o incluso necesitan un mínimo aporte para no generar aromas de reducción. En función de este comportamiento las copas en las que se sirvan serán diferentes.

Distintas copas pueden provocar diferentes expresiones de un mismo vino. En un evento con nuestro importador en México, probamos uno de nuestros vinos en 5 copas diferentes de un conocido fabricante líder en el sector de las copas de vino. La expresividad de los vasos de vino variaba, desde algunas donde prevalecía más la madera hasta otras donde el alcohol estaba más presente. Finalmente, la copa ideada por el fabricante llamada “Tempranillo” mostraba un vino más equilibrado y expresivo que en las otras.

¿En qué copa catar los vinos de resalte?

Nuestros vinos se caracterizan por una gran nitidez y complejidad en nariz, y el tipo de copa de vino tinto que escojamos nos permitirá disfrutar de su gran potencial. Además, la uva tempranillo, la variedad que usamos en todos nuestros vinos, es una variedad que le favorece una buena oxigenación para que exprese toda su complejidad.

Por ello, recomendamos un tamaño de copa con un balón amplio de al menos 500-700 ml, donde el vino pueda oxigenarse bien. En las medidas de copas de vino que son más altas que anchas con una parte superior ligeramente cerrada, podremos canalizar todos los aromas de forma correcta hacia la nariz y así poder percibirlos mejor.

Temperatura vino tinto para servir

Nuestra recomendación, es que la temperatura ideal del vino en el momento de servir, sea la adecuada para sus matices. En el caso de los vinos Resalte, la temperatura del vino en vinoteca listo para beber sería la siguiente:

    • Resalte Vendimia Seleccionada: de 12° a 14 ° C., aunque este es un vino muy versátil, por lo que puede servirse en verano incluso más frío.
    • Resalte Origen: de 14° a 16 ° C.
    • Resalte Expresión: de 15° a 17 ° C. Valorando previamente su decantación.
    • Gran Resalte y Essences: de 16° a 18 ° C. Valorando previamente su decantación.

¿Cuál es la temperatura ideal del vino tinto?

La temperatura de conservación del vino tinto es de entre 12 y 14 ºC, de forma constante, con una humedad media-alta. Para servir mejores copas de vino, debemos tener en cuenta que, la temperatura ambiente de las salas donde solemos catar en casa estará, con seguridad, superando los 21 ºC. Por tanto, en el momento de servir, comprobaremos que el vino se va a atemperar en cuanto entre en contacto con la copa. 

 

Si por ejemplo, queremos tomar el Vendimia Seleccionada en la temperatura ideal de 12 ºC, sería conveniente sacarlo 15 minutos antes para que se pueda posteriormente degustar correctamente. Sobre todo, si es verano y nos apetece el vino con un punto especialmente refrescante.

Para degustar vinos como Gran Resalte y Essences, recomendamos sacar la botella 15 o 20 minutos antes, descorcharlos y catarlos. Así, tomarán la temperatura adecuada y podremos valorar si necesitan una decantación.
Estos consejos para servir una copa de vino os harán disfrutar aún más de nuestros vinos. Os recordamos, que cualquier duda podéis consultarla en la sección “Pregunta al enólogo” en nuestra web.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte