Como iniciados que fuimos o que somos de este mundo vitivinícola, todos hemos caído en la predisposición de pensar que un Gran Reserva siempre será mejor que un Crianza. Pero esto no siempre es así y te explicamos los motivos.

 

 

TIPOS DE VINO ¿EN QUÉ CONSISTE ESTA CLASIFICACIÓN?

Esta clasificación es usada exclusivamente en los vinos tintos y blancos españoles, y está basada en el tiempo de permanencia del vino en barrica. Un vino que pasa en barrica 12 meses o más, opta a Crianza o Reserva. Uno que pasa 24 meses o más, opta a Gran Reserva, sumando un determinado tiempo mínimo en botella en cada caso. Según la normativa, la barrica debe ser siempre menor a 330 litros.

vino gran reserva

En Francia, por ejemplo, las clasificaciones de los tipos de vinos son más complejas, y no se realizan de igual manera en todo el país. Pueden clasificarse por calidades, pueblos, regiones o el viñedo como en Borgoña, o la trayectoria del productor con revisiones periódicas como en Burdeos.  

¿POR QUÉ UN CRIANZA PUEDE SER MEJOR QUE UN GRAN RESERVA?

El vino va evolucionando durante el tiempo que está en barrica. En función de las características del roble de la barrica, el vino adopta sus aromas, modifica su composición, se afina en boca, cambia su color y aumenta su complejidad. Pero este proceso de transformación es constante.

Mientras el vino esté en barrica,  seguirá cambiando. En este proceso de cambio, podemos encontrarnos vinos que después de 12 meses muestren mucha potencia y juventud, necesitando aún más tiempo en barrica y otros, que ya se encuentren en declive por su debilidad frente al aporte de la barrica.

vino crianza o reserva

Tenemos que alejarnos de la idea de que a más tiempo de barrica más calidad. Cada tipo de vino necesita su punto exacto de afinado. Ese punto en el cual el vino tenga frescura y la barrica le haya aportado elegancia. En este punto, la función del enólogo es muy importante. Este debe conocer bien sus viñedos, extraer su máximo potencial y saber qué parcelas le darán un buen Crianza y cuales son más adecuados para elaborar un Gran Reserva.

Obligar a los vinos a realizar largas crianzas sea como sea el año, simplemente con el objetivo de cumplir la normativa, puede no dar los resultados esperados. Por eso nos podremos encontrar Crianzas que son mucho mejores que algunos Gran Reserva.

CLASIFICACIONES DE VINO EN RESALTE

En Resalte, queremos sacar la mejor versión de cada viñedo y cada vino. Cada año hacemos el ejercicio de plantearnos la cosecha, analizando la tendencia meteorológica y el impacto que ésta debe tener en los vinos. Corregimos los posibles errores e interpretamos la añada para sacar el mejor vino posible.

Por eso, hemos evolucionado nuestros procesos de crianza para adecuar las parcelas a los distintos tipos de barricas. Como si le hiciéramos un traje a medida, buscamos la barrica adecuada para cada vino. Algunas de ellas son de gran volumen (400 litros y 500 litros) para mantener la frescura y las cualidades del viñedo intactas hasta el momento de su embotellado. Y cuando lo creemos oportuno, podemos dar mucho más tiempo del mínimo establecido en barrica.

Diferentes tipos de vino

 

7 tonelerías diferentes, con distintos tostados y volúmenes

Por todo ello, en Resalte no seguimos la clasificación de vinos tradicional. Sacamos nuestros vinos con la tirilla que corresponde a la clasificación de cosecha. Eso nos da más libertad para crear vinos más honestos cada añada, aunque algunos de nuestros vinos tengan más de 18 meses de barrica.

Trabajamos con 7 tonelerías diferentes, con distintos tostados y volúmenes:  225, 400 y  500 litros, además de un fudre (recipiente para el vino) de 3.000 litros, para buscar distintas expresiones para los diferentes suelos con los que trabajamos.

 

Enrique Andrades
Director Técnico

Bodegas Resalte